enero 31, 2009

Baby boom v2.0

Quería haber escrito esta entrada hace, exactamente, seis días. Luego llegó el trabajo, el tema de la genealogía y toda una variedad de neuras que han hecho que no sólo no haya escrito nada, sino que tampoco haya comentado demasiado. Y me temo que la situación se va a prolongar al menos un mes...

Bueno, al grano. El sábado pasado estuvimos de cena: el arroz, buenísimo. La casa, preciosa. Los anfitriones, embarazadísimos (bueno, ella). Pero el tiro les salió por la culata: el centro de atención de la conversación rápidamente se desplazó del embarazo de la anfitriona al embarazo, recién anunciado, de otra amiga. El resto de la noche discurrió entre conversaciones de hormonas progestágenas, decoración de habitaciones para bebés y posibles nombres para ellas y ellos. Mis propuestas (Jennífero si es niño, Sufurina si es niña) cayeron en saco roto.

Esta situación empieza a ser no la excepción sino la norma. Primero llegó esa edad en la que todo el mundo a mi alrededor se echaba novia, luego llegó la edad en la que me invitaban a cinco bodas cada año, y ahora llega la de los partos.

Ocho, conté el otro día, en el último año y medio y en el entorno santanderino del osezno y un servidor. No está mal.




Mire por donde mire, hay embarazos. La generación nacida en las postrimerías del Baby Boom ha llegado al punto de "ahora, o se nos pasa el arroz".

Vamos bien: a mí me encanta ejercer de tío remoto. La situación es magnífica y mientras no lleguemos a la edad de los divorcios o, peor aún, de los funerales en masa, no puedo sino alegrarme. Queda sin embargo un pequeño detalle: en este mundo futuro de pañales y biberones, ¿no nos quedaremos el osezno y yo en minoría? Porque, a pesar de nuestras siempre crecientes barrigas, no parece que ninguno de los dos se quede preñado, y mira que lo intentamos y lo intentamos, una y otra vez...


11 comentarios:

Sr_Skyzos dijo...

Lo mismo me pasa a mí y a Mi Santo, que no hay manera de quedarnos embarazados... Estamos a punto de ir a un ginecólogo a ver qué nos dice.

En mi grupo directo y aledaños ya vamos por el tercer bebé y he de reconocer que si de primeras dije que sería el tío perfecto (por aquello de que al bebé que se lo queden los padres), ayer noche en casa de los últimos en ser progenitores, me volvió a salir el instinto paternal...

Doctor, ¿eso es grave?

Nyc dijo...

Creo que es fisiológicamente imposible que os quedéis embarazados, peeeeero, yo que vosotros lo seguía intentando.
Quién sabe... ;)

Bruto dijo...

Todo es posible, mira a Ricky Martin con sus gemelos, ¿ah, qué Ricky no se quedó preñao'? pero tine a los nenes, ¿no? pues ya está, al fin y al cabo eso es lo que importa y se ha ahorrado todo lo malo: engodar como un globo, vómitos, tobillos inchados, antojos, retención de líquidos, sofocos... desde luego que las mujeres son mis heroinas, nosotros no aguantábamos eso ni cobrando.

Nils dijo...

lo malo de eso es que casio que obliga a relaciones endogámicas sólo entre gays, y no mola. yo también quiero ser padre, jo.

Shepperdsen dijo...

Totalmente de acuerdo en que debéis pasar de los médicos e intentarlo mucho. Y recordar que la postura es importante: de pie no, que es más difícil, acostados y a ser posible con la pelvis del elemento recepcionador de semen elevado (noooo quieeero saber quiéeen eees).

Eso sí, si gracias a mis consejos lo conseguís le podéis poner Shepperdsino o Shepperdsina.

Peritoni dijo...

Pero nenes, ¿no os acordáis de doña Margarita y su sabiduría?, "y qué se encuentran esos espermatozoides?, nada, ¡caca!".
Pues eso, que como no adopteis o algo...

MM de planetamurciano.tk dijo...

Mi experiencia en ese tema es pelín triste; al final la maternidad ha sido una separación de vidas bastante importante, porke no es tanto el embarazo y los primeros meses como lo ke viene después. Es muy muy difícil armonizar mi vida con la de ellos por mucho ke lo intentemos y las temporadas sin vernos se hacen más largas.

PasaelMocho dijo...

Lo del múltiple sobrinerío es una jodienda porque afecta directamente al bolsillo. Con la salida del armario del tx ahora de golpe me han salido a mí tres sobrinos y una sobrinastra nuevos !!!

gaysinley dijo...

Tienes toda la razón mi querido amigo, a mi también me pasa y sobre todo que desde que amigos de toda la vida que se han casado o bueno viven en pareja, tienen un bebé, obviamente les cambia la vida y todas sus relaciones sociales, pero es que se vuelcan totalmente en el bebé y es monotemático.

Y ya cuando los quiero ver sólo me queda la opción de ir a su casa, y entre las 18 y las 19.30 porque antes se echa la siesta y luego toca el biberón de las 20 h., jo al final, aunque se que están ahí, pero les echo mucho de menos en cuanto a salir y quedar... c'est la vie!. Supongo que si yo fuera padre haría lo mismo... pero si es durillo si!

Un besuco. Alber

Sero dijo...

lo de titan men me suena a shazam o a transformer

BIRA dijo...

Bueno, cari, si te sirve de consuelo a mí me pasa lo mismo y yo sí podría quedarme embarazada, pero nada. No me queda otra que asistir (sin enterarme de la misa la media, todo hay que decirlo) a reuniones en las que el único tema de converación son los bebés y todoooooooooo su mundo. Qué cansancio, tú!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores