febrero 08, 2009

The lonely hours

Llevo semanas teniendo problemas para dormir.

En realidad, dormirme no es el problema. Me meto en la cama, me pongo a leer algo y llega un momento en que el sueño me vence, el libro se me cae abierto sobre la cara, y lo único que tengo que hacer es girarme, quitarme las gafas, apagar la luz y caer frito.

El problema viene cuando me despierto en mitad de la noche, con el corazón latiendo como loco y la cabeza dándome vueltas incesantemente. Esas son las horas terribles, las horas solitarias, en las que permanezco muy quieto en la cama sin poder dormir y sin atreverme a moverme por no despertar al osezno que respira profundamente a mi lado, tan dulce, tan bendito.

Son esas las horas en las que los monstruos del inconsciente se agigantan, en las que mi cerebro racional repite una y otra vez que todo va a salir bien, pero las profundidades abisales, sin fondo, de mi mente irracional y mis vísceras me gritan todo lo contrario: que todo va a salir mal, que es el fin, que un día la oscuridad me envolverá por completo y me tragará para siempre.


El sueño de la razón produce monstruos. Sé que estoy siendo irracional, pero no logro salir de este bucle obsesivo. Intento con todas mis fuerzas pensar en cosas agradables, en respirar suavemente, en sentir el calor de la cama y la quietud de la noche y el ronroneo confiado de Baldomero junto a la almohada, pero no consigo centrarme, mi mente gira y gira como una noria gastada y oxidada, hasta que al final pasada una eternidad suena el despertador y me levanto raudo, queriendo gritar, y deseando pornerme a trabajar para poder ocupar mi mente en algo productivo.

Esas son las terribles horas solitarias de la noche.








14 comentarios:

Nica dijo...

A mí me pasa igual. Por lo visto es bastante frecuente; se llaman pensamientos ruminativos y van ligados al estrés. Yo los llamo pensamientos vampíricos. Me chupan la sangre y desaparecen cuando se hace de día. Mi solución es la radio (con auriculares cuando duermo acompañada). Oigo lo que dicen los otros (boberías casi siempre) y me desconcentro, y así no escucho el runrún de mi cabeza y acabo por dormirme.

Shepperdsen dijo...

Bueno, y qué fácil que es que te digan (o te digas) que te tranquilices, te des media vuelta y sigas durmiendo...
Si sabes cuál es la fuente del estrés no le des más vueltas o más importancia de la que tenga. En cuanto se resuelva el asunto desaparecerá el problema. A mí eso empezó a ocurrirme en el último año de tesis y fue defender y dormir como un bendito. Después el insomnio sólo ha vuelto puntualmente.
¿Has pensado en pedir "ayuda" al osezno? Que "esas cosas" antes de dormir relajan mucho. Un amigo mío lo llama "hacerse una valeriana".

gaysinley dijo...

Ains... me parece que estamos teniendo el mismo problema, paralelo, yo llevo unos días que con tanto estres, me pasa lo mismo, me duermo como un bendito pero a eso de las 4 de la mañana, me despierto sobresaltado e intento hacer lo mismo, volverme a decir date media vuelta y vuelve a dormir, pero me empiezo a poner nervioso porque no me duermo y sólo he dormido 4 horas y empiezo a mirar el reloj de la mesilla y hacer una cuenta atrás me quedan 3, 2, 1... para levantarme y no he descansado... que horror!

Solución: Quitar el reloj luminoso y ponerme un cd de relajación, más o menos dormito hasta la hora de levantarme, aunque no siempre lo consigo.

Relax, take it easy!. Ya verás como todo va a salir bien... que lo se yo. Un besito. Alber

starfighter dijo...

El stress, la tensión, los nervios... Malditos sean. Visto desde fuera parece fácil la solución pero para el que lo padece es otra cosa. Ojalá que lo que te está agobiando termine cuanto antes. Un abrazo y felices sueños.

Sero dijo...

apnea del sueño puede ser o simplemente ansiedad, yo la padezco, la segunda, creo que mi corazón se para y que es la hora de mi muerte, luego se pasa, me quedo frito y a la mañana siguiente no es más que un mal recuerdo. pero cuando lo vivo es tan intenso que creo morir. igual muero y renazco todas las mañanas sin saberlo

Sero dijo...

valeriana es genial si no, tila alpina de venta en farmacias o bien un opiáceo estupendo de venta en herbolarios llamado pétalos de amapola que no son más que pétalos de amapola.

Nils dijo...

pobret, debes buscar la causa del problema, como dice Shepp, porque eso muchos días seguidos no es bueno.

MM dijo...

Leído el post y los comentarios, deberíamos organizar una asociacíón de imsomnes anónimos, porke además los síntomas son los mismícos en casi todos.
Con el frío suelo dormir bastante mejor, es en la Primavera y en Verano cuando practico el boxeo con la almohada.

Henmex dijo...

si porque me temo que yo tb sufro de insomnio, diso bendiga la valeriana

BIRA dijo...

Lo siento, Sufur. La verdad es que se pasa fatal. Siempre, desde muy pequeña, he tenido problemas de ese tipo y creo que he pasado todas las fases. Me encantaban (y encantan) las pelis de miedo, pero después todos aquellos monstruos aparecían en mi cuarto y hasta con los ojos abiertos conseguía verlos. Qué noches de terror en las que me despertaba con mis propios gritos y mi pobre Madre intentando sofocarlos. Ains.

Han pasado los años y ahora, aparte de monstruos, son otros los miedos que me desvelan. Afortunadamente, no es cada noche, de lo contrario sería un suplicio, pero te digo que he tenido temporadas (de muchos meses) en los que irme a la cama era mi peor pesadilla, pues sabía que vendría otra noche en blanco (o negro, más bien) que me dejaría agotada y de mal humor para unos cuantos días. Y así un día y otro, y otro.

Ahora, cuando no puedo dormir termino por levantarme y ponerme al ordenador, o a jugar a la consola hasta que los ojos se caen de puro agotamiento y ya no me queda espacio ni para soñar'.

Mucha suerte, tesoro!

Nyc dijo...

Así que insomne también. Como me dijiste una vez en un comentario, a mis brazos, hermano!
Por cierto, que alguna ventaja tenía que tener dormir solo: yo enciendo la luz, retomo el libro que esté leyendo y la mayoría de días llego bien despierto hasta la hora que suena el despertador

Zark dijo...

Apoyo la moción de MM para crear una asociación porque, por lo visto, somos legión...
Yo, en esa situación, suelo hacer dos cosas: la primera es abrazar a mi chico, eso siempre me relaja, y la segunda es ponerme en plan cerebral y racionalizar la "cosa". Al final siempre llego a la conclusión de que es ansiedad, me repito que ya he pasado por cosas similares y que hay poco que pueda hacer para resolverlo a las tres de la mañana... Me funciona casi siempre porque consigo romper el bucle de paranoia...
Aunque supongo que cada uno tenemos nuestro truco más o menos efectivo. Vas a tener que encontrar el tuyo... Suerte!!!

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Bueno, a mí me ha pasado algunos días así de crudo invierno también, despertar a mitad de la madrugada, y es un poco angustioso.
Apoyo la A.B.I (Asociación de Bloggeritos Insomnes) ¿Dónde hay que firmar?
Lo mejor la valeriana, pero aún mejor cosillas naturales de parafarmacia que mezclen valeriana y pasiflora. (lo de pasiflora suena un poco a señora versátil):-)
La gente que duerme siempre como un ceporro, estoy seguro que es lela: las personas inteligentes, que piensan, tienen insomnio alguna vez. Si ves que con la valeriana no se te quita, y lo sigues pasando regu, médico de cabecera, y que te mande un relajante suave, y ya está, por unos días. Todo menos pasarlo mal y esos sudores...
Besotes.

Totó dijo...

Estos "fantasmas nocturnos" son caprichosos e impredecibles.

He descubierto que los míos son alérgicos a la tila. O eso, o el ritual de levantarme unos minutos a prepararme una y tomármela con calma los hace huir espantados.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores