julio 06, 2009

Publicidad subliminal

Ayer, nada más abrir el dominical de El País nos asaltaba esta fotografía:


Dirk Bikkembergs es un diseñador belga cuya fama profesional empezó con la creación de calzado deportivo; actualmente se está haciendo cada vez más popular con sus líneas de ropa masculina de inspiración deportiva, de precio oscilando entre caro y escandalosamente caro, y por sus entretenidas y vistosas campañas publicitarias:




Junto con Dolce & Gabbana, Bikkembergs ha conseguido lo que parecía imposible: que miles de gays con alergia congénita al fútbol empiecen a ver el deporte rey con otros ojos. Concretamente, con los ojos de la lujuria más desaforada.


El caso es que con tanta publicidad sutil y subliminal, cada vez siento más deseos de fundir la tarjeta de crédito en la tienda online de Bikkembergs. Lo cual, me dice la cada vez más inaudible voz de mi raciocinio, sería una solemne estupidez, no sólo por los precios desorbitados, sino por la certeza de que este tipo de ropa está hecha no solo para otro tipo de organismos pluricelulares que no son el mío (concretamente, menos pluricelulares), sino además para seres nacidos una o dos eras geológicas después de un servidor.



Es lo que tiene el ser más sencillo que el mecanismo de un chupete: que se es presa fácil de publicitarios sin escrúpulos...


9 comentarios:

Bruto dijo...

Lo siento, yo también soy carne de cañón para este tipo de publicidades, pero mi problema no es que no me queden bien las maravillas de Bikembergs (a mí me faltan células), sino que al pagar me devolverían la tarjeta por insolvencia.

PasaelMocho dijo...

A mí es que me parece tal gilipollez gastarse una pasta indecente en calzoncillos que me limito a saborear la publicidad y punto.

starfighter dijo...

De acuerdo con Mocho, es totalmente indecente pagar lo que se paga por unos calzoncillos, que sólo verás tú y el que se acueste contigo. Si al menos te convirtiese en uno de esos seres pluricelulares...

Nyc dijo...

Ah, pero estos chicos publicitan algo? Porque yo es que los veo y me los imagino sin calzoncillos ni nada, jeje

Sufur dijo...

En realidad lo que más me gusta de esta marca son las camisas... ¡solo que a partir de la publicidad, es difícil deducir que tales existan!

Nils dijo...

BKK vende poco precisamente porque no hay mucha gente con ese cuerpo y con ganas de gastarse tanto dinero. Para eso hay marcas más baratas y con el mismo glamour como Aussiebum, por ejemplo.

Thiago dijo...

Yo soy fans de Bikkemberg, tengo 6 zapatillas suyas, son comodisimas.... la verdad. Cuestan un huevo y la yema del otro, pero valen lapena. Me los compro en rebajas eso si. sus anuncios son espectaculares, yo tb. subi algunos post sobre ellos y sobre AITOR OCIO LA BELLA, que son dos futbolistas españoles que modelan para él.

Bezos.

Peritoni dijo...

Pero si los calzoncillo no se ven!! (Me refiero a las fotos, jajajajajaa)

Sor Presa del Pánico dijo...

un poco ligeros de ropa y de cascos estos muchachos

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores