diciembre 01, 2009

Buenas y malas noticias

Hoy es el uno de diciembre, Día Mundial del Sida.



La buena noticia es que el VIH no es tan fácil de contagiar como la gripe y que sus probabilidades de transmisión pueden reducirse muchísimo simplemente mediante la adopción de unas sencillas medidas de profilaxis. La mala noticia es que pese a ello el número de nuevos infectados continúa aumentando año a año, si bien más lentamente que hace unos años.

La buena noticia es que, al menos en los países desarrollados, los tratamientos con antirretrovirales han conseguido 'cronificar' el virus, aumentando la expectativa de vida de los portadores del virus en muchos años. Gracias a este alargamiento de la esperanza de vida se ha alcanzado el récord histórico de personas vivas con VIH, con 33.4 millones de casos (sobre todo en África y resto de zonas del Tercer Mundo). La mala noticia es que estamos aún muy lejos de conseguir una vacuna, que no todo el mundo tiene acceso a los fármacos necesarios y que, incluso con ellos, la combinación de la enfermedad y los efectos secundarios de los fármacos provoca serios problemas de salud entre los afectados.

La buena noticia es que, si el VIH se detecta a tiempo, es posible mantener la carga viral en niveles muy bajos y llevar una vida normal. Por eso es tan importante hacerse la prueba. Se puede vivir con el VIH. La mala noticia es que no solo cuenta la salud física, sino también la psicológica. Las personas seropositivas se enfrentan a un estigma social que no decae y a todo tipo de discriminaciones. El inconsciente colectivo está cargado de un prejucio pseudo moralista que aplica a las personas seropositivas un sanbenito muy dañino y que todos conocemos. Debido a estas indeseables connotaciones, muchas personas seropositivas sufren serios traumas psicológicos y graves problemas de soledad y baja autoestima.

La buena noticia es que la pandemia parece estar 'congelada' y, salvo en días como hoy, ya no ocupa grandes espacios en los medios de comunicación. La mala noticia es que, precisamente por eso, se ha relajado el nivel de alarma en casi todos los niveles, desde el Gobierno a los ciudadanos. La mayoría de los ciudadanos sigue pensando que el VIH es 'algo que no va con ellos', produciéndose un alarmante aumento de prácticas de riesgo sobre todo entre la gente joven. Conviene recordar que en números absolutos, de los nuevos casos de VIH registrados en España cada año, el 50% tienen su origen en relaciones heterosexuales, el 25% en relaciones homosexuales y el 12% por intercambio de jeringuillas. El 35% de los nuevos casos se están dando entre el colectivo de inmigrantes. En términos relativos, sin embargo, se encuentra que la mayor proporción de contagios se da en relaciones homosexuales sin la debida protección, y el grupo de hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres es el único para el que la tasa de infección se está incrementando en vez de reduciendo. En ciudades como Madrid, se estima que entre un 10 y un 20% de los varones homosexuales son seropositivos. Independientemente de la orientación sexual, se da el caso de que la mayor parte de las personas seropositivas no saben que lo son.

De todo ello se deduce que sigue siendo imprescindible mantener un nivel alto de alerta, no bajar la guardia en ningún momento y apoyar fuertemente la labor de las instituciones y los grupos que trabajan enfrentándose al VIH.



La buena noticia es que es muy fácil hacerse la prueba del VIH (y de otras enfermedades de transmisión sexual) de forma gratuita, anónima y confidencial en todas las comunidades autónomas. Hacerse la prueba es una buena forma de controlar la propia salud, ayudando a realizar diagnósticos precoces que luego contribuyen a mejorar significativamente la calidad de vida de las personas seropositivas, y también de poner coto a la expansión del virus a otras personas. La mala noticia es que muy poca gente se hace la prueba, tal vez por lo angustioso que resulta esperar entre diez y quince días para recibir la respuesta (yo, al menos, siempre lo paso fatal). Afortundadamente las nuevas técnicas en implantación permiten acortar el tiempo de espera a unos pocos minutos. Las campañas de concienciación cada vez hacen más énfasis en la necesidad de hacerse la prueba, intentando transmitir a la vez un mensaje positivo e incluso lúdico, como este cartel en el que Mr. Gay Europe 2009 (el despampanante español Sergio Lara) enseña carne por una causa:


Quedan muchos frentes abiertos: contra el virus en sí mismo, contra el avance de la enfermedad una vez contraída y, no menos importante, contra la discriminación y el rechazo hacia las personas seropositivas:



7 comentarios:

Allau dijo...

Entre buenas y malas noticias, puedo decir que soy un seropositivo razonablemente feliz, al que no gustaría que nadie más se infectase de forma tan estúpida como previsible. Quiero creer que mi infección proviene de tiempos lejanísimos de ignorancia total, porque desde que tengo uso de razón uso medios preventivos. O preservativos. Úsalos tú también, no seas gilipollas, que la vida es más fácil sin efectos secundarios.

Sufur dijo...

Como bien dices, Allau, la información es muestra mejor arma defensiva. No es perfecta, porque todos sabemos cómo en momentos de calentón o colocón cualquiera puede meter la pata, pero es lo mejor que tenemos.

A veces la información se convierte en un arma de doble filo. Yo, cuanto más sé, menos tranquilo estoy. Pero quiero pensar que ese puntillo de tensión me ayuda a estar alerta y conducirme mejor por la vida, en este y en todos los demás sentidos.

Quiero que sepas que te admiro por tu fuerza. ¡Un fuerte abrazo!

PasaelMocho dijo...

Hace (glups) 15 años estuve un año en un centro de documentación sobre sida/vih. En aquella época ya se redujeron drásticamente las campañas de prevención debido a que se "cambió" la definición de enfermo de sida. Con este cambio, de golpe dejaron de ser "enfermos" un gran porcentaje de personas. Los gobiernos, encantados con anunciar que se había reducido el sida y con reducir ellos la información.

¿Alguien recuerda ahora la última campaña gubernamental preventiva? ¿A que no?

starfighter dijo...

Hay que quererse más y no dejarse llevar por los calentones. Ojalá que las noticias mejoren el año que viene.

Sufur dijo...

Esa es la sensación que me da a mí, Mocho... una vergüenza.

¡Ojalá sea así, Starfighter!

Johny Idea dijo...

Valdrías para trabajar en salud pública (seguro que más que algunos que yo me sé)

Aunque con retraso, se agradece lo de la animadora. Personalmente, prefiero a Maya o a Niki (la tercera temporada no la he visto todavía).

Johny Idea dijo...

Con retraso mi comentario...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores