septiembre 03, 2010

Ventajas del mariconismo

Llegó el día que el 90% de los hombres de una cierta edad temen más que a la muerte:
- "Señor Sufur, como parte del reconocimiento voy a hacerle un tacto rectal"


Conozco hombres que han llegado a paroxismos de súplicas abyectas con tal de evitar el famoso dedo enguantado. Yo me limité a bajarme los pantalones.
- ¿Le molesta?

- Un poco.
En realidad, no me molestaba lo más mínimo, pero creí conveniente darle esa pequeña satisfacción al médico.

Esta es la segunda vez que me he alegrado en la consulta médica de las humildes habilidades que he ido adquiriendo a lo largo de los años, a base de práctica. La otra vez fue aquella ocasión en la que el dentista me dijo "caramba, cuánto tiempo aguanta usted con la boca abierta sin cansarse..."


9 comentarios:

ChicoTóxico dijo...

BRAVA!!!

"un poco"

XDDDDDDDDDD

A mi en el dentista tambien me dicen eso de

"Que maravilla! Cuanto abres la boca!!!"

;)

Nils dijo...

brava! genialo esta entrada ¡y quién fuera dedo...!

Anónimo dijo...

Buenas!
Estamos dando a conocer nuestro nuevo blog, un blog en el que cualquiera puede participar y publicar todo aquello que no publicaría en el suyo.
Esperamos que nos visites y si te gusta la idea participes, si encima lo anuncias en tu blog o le dedicas unas rayas en algún post tuyo, genial ;)
Gracias, te esperamos allí :)

hm dijo...

Acaba usted de mostrarme que le puedo encontrar el lado lúdico a mi cita con el dentista de la semana que viene...

Eleuterio dijo...

Puerco.

Pero divertido.

Más de esto

rickisimus2 dijo...

Jajajajajaja.

Iba a poner algo serio, pero hay que mirar el lado divertido. Ya se quedará lo serio para otro día.

¡La entrada brillante!

starfighter dijo...

Hombre, alguna ventaja tendrá que tener tantos años de práctica, ¿no? jajaja, mira que me he reído.

DiegoC dijo...

Yo debo ser un pervertido,la verdad,porque cuando mi dentista me mete el dedo enguantado en látex en la boca se me pone aquello contento...jajajaja

Mocho dijo...

Yo siempre comento lo que me dijo el dentista:

- Qué desarrollados tienes los músculos de la boca.

Qué Penita.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores