enero 31, 2011

La identidad secreta

Me ha llevado un tiempo asociar ideas, pero por fin he descubierto uno de los secretos mejor guardados de nuestra democracia. No me voy a andar con rodeos, señoras y señores. La terrible verdad es que este entrañable político conservador


y esta no menos entrañable anciana cascarrabias


¡Son en realidad... la misma persona!

The Beverly Hillbillies, que en España fue traducida bajo el lamentable título de "los Berverly Ricos", es una serie cómica norteamericana de los años 60 que narra la historia de una familia de paletos que, tras descubrir accidentalmente petróleo en sus tierras, se hacen multimillonarios y se trasladan a vivir al exclusivo barrio de Berverly Hills. Allí su carácter rústico y sencillo choca con las costumbres decadentes y enrarecidas de la aristocracia hollywoodiense. Uno de los argumentos recurrentes de la serie eran los continuos intentos del banquero Drysdale por timar a los Hillbillies, que siempre se veían frustrados por la sabiduría popular de la abuela Clampett.

En un memorable capítulo, Drysdale escucha por casualidad una conversación en la que la abuela afirma tener un remedio infalible contra la gripe. Viendo un filón para hacer negocio, el banquero intenta engatusar, engañar o directamente robar la fórmula del remedio a la abuela, fracasando ridículamente en cada ocasión. Al final, se rinde y decide comprarle su secreto a la abuela por una millonada. Ella se encoge de hombros, sin entender nada, y tras embolsarse los billetes le cuenta el remedio:

"En mi pueblo, cuando alguien tiene gripe le recomendamos guardar reposo, sudar la fiebre, beber mucho líquido... ¡y en una semana como nuevo!"
Lo mismito, lo mismito que los remedios de Rajoy.

La gran noticia nacional del fin de semana: "arreglaremos la economía en dos años".

A ver, que haga cuentas... un año y pico para las elecciones, cambio de gobierno, reforma del Consejo de Ministros, los famosos cien días de gracia para el nuevo ejecutivo, más dos años... nos colocamos a finales de 2014.

La receta de la abuela Rajoy Clampett: para arreglar la economía, basta esperar a que la economía se arregle. ¡Si es que no hay nada como la sabiduría popular!


9 comentarios:

Totó dijo...

Mariano Clampett... ¡Me gusta! xD

Eleuterio dijo...

Me es díficil explicar mi absouta repugnancia por Rajoy sin vivir en España ni ser español...

Es de ese tipo de sujetos con los que uno tiene irrefrenables deseos de abofetarlo hasta que sangre.

Allau dijo...

En mis tiempos, harto anteriores a los tuyos, se llamaba simplemente "Nuevos ricos". Recuerdo en especial a la rígida y casi victoriana secretaria del banquero: la señorita Hathaway.

Thiago dijo...

jajaj Es todo tan alucinante... Ahora ya andan pidiendo dos años, ¡que listos! los mismos que pronostica cualquier organismo para la crisis. En fin, claro que eso es lo que ha hecho siempre Rajoy, esperar a que escampe.

¿Pero no era ZP el gran problema de españa, y al día siguiente todo se solucionaria? Es para mear y no soltar gota. La que nos viene encima.

Bezos.

starfighter dijo...

Me pasa lo mismo que a Eleuterio, es verlo u oirlo por la tele y sentir unas ganas de abofetearlo y darle de collejas hasta que no pueda más. Un impresentable.

Héctor Desterrado dijo...

El Mr. Rajoy era un hombre bueno y sabio... pero tenía un problema.
El Mr. Rajoy no existía.

Sufur dijo...

Este señor es lo que en mi tierra adoptiva llamarían "un listuco".

Y qué grande la señorita Hathaway, Allau :-)

MM de planetamurciano dijo...

Pos yo prefiero mil veces a la vieja como presidenta...¡¡Por lo menos nos reiríamos!!
Pero este no tiene ni puta gracia...Bueno, sí ke la tiene...

http://www.youtube.com/watch?v=MJECn-Izn8s

Deric dijo...

Eres un excelente analista!
Cierto: las verificaciones no son tan aleatorias, "greclati" era catalán, seguro griego-latín.
A mi: "studg" Me suena algo así como gusano en inglés, no?

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores