julio 24, 2011

Capricho de temporada

¿Alguna vez te ha dado un repente y te has comprado en un instante ese iPad tan molón que en realidad no necesitas y en el que te has dejado, con sorprendente satisfacción, buena parte de tu sueldo?

¿Has tenido un momento de revelación y te has comprado esos billetes para Santorini que, siendo estrictos con tu situación bancaria, no deberías poder permitirte?

¿Te hiciste con esos irresistibles Manolos que llevan un año adornando tu fondo de armario porque nunca encuentras la ocasión perfecta para lucirlos?

¿Has decidido, por algún motivo que jamás entenderá nadie, casarte por todo lo alto y has pagado un vestido de novia que solo te pondrás una vez en la vida?

¿Has caído tu también en el espejismo generalizado de que contraer una hipoteca te hace convertirte en un adulto?

En definitiva: ¿gastas tu dinero en caprichos inútiles y absurdos?




Si es así, bienvenido al club. Soy de los tuyos.

Este es mi capricho de la temporada. Ciento cuarenta libras al canto:



Vale: a mi me queda infinitamente peor que al potranco de la foto. Vale: me lo voy a poner tres veces contadas en toda la vida(*), para pases privados más que otra cosa. Vale: es más peso para facturar en la maleta cuando vuelva a casa. Vale: voy a ir derechito al infierno.

Pero teniendo la tienda RoB de Londres como quien dice al lado de casa, existiendo la posibilidad de ir a un Tonker (entre otros sitios) cada semana, habiendo tenido la Fetish Week hace nada para calentarme la vista(**) y, sobre todo, pudiendo permitírmelo... Pues qué pasa, ¿eh?

Y no veais lo jodidamente sexy, poderoso incluso, que se siente uno, aun con todos sus numerosos (y crecientes con la edad) defectos físicos, vistiendo el arnés, unos pantalones vaqueros rotos que enseñan medio culo y unas gafas de sol tipo "poli de película porno barata". No, no hace falta ni que preguntéis: no hay fotos.

El osezno, by the way, se compró este otro modelo...




(*) O igual más veces, quién sabe. Puede que los arneses se pongan de moda como complemento de vestuario masculino. Esta foto la saqué ayer en un luminoso (y nada gay) restaurante de Clerkenwell, y no le hace ninguna justicia al guapo caballero que llevaba el arnés:




(**) De acuerdo, no hice acto de presencia en ni una de las actividades de la semana, sino que me pasé esos dias leyéndole cuentos a una encantadora damita de dos años de edad que vino con sus padres a visitarnos a Londres. Pero como siempre le digo a mi compañero (y sin embargo amigo) P.: ¿para qué porras sirve este blog si no es para intentar escandalizar (sin demasiado éxito) a él y a los otros escasos lectores aquejados de heterosexualismo que lo siguen?


11 comentarios:

rickisimus2 dijo...

¡Ufff! ¡Qué calor! ¿Soy yo o aquí hace mucho calor?

starfighter dijo...

¿problemas de espalda?...

Calor no, lo siguiente. A ver qué hago yo ahora en el curro.

ChicoTóxico dijo...

que morbo porladiosa!
no sé como puedes decir que no ha sido una compra MAS QUE JUSTIFICADA!
uffff!!!
(ni siquiera una foto pequeñiiiiita y pixelada? no??)

Mocho dijo...

A mí es que lo de ponerse cacharritos siempre me ha paracido como que vas con toda la ferretería encima y me entra la risa, aparte de que a las que estamos gordas nos queda muy de personaje secundario de Ralph König, pero bueno, otras se ponen perlas y mantilla.

Ah, y a esos caprichos, tx y yo los llamamos "hacer la lobá" (clic)

DiegoC dijo...

¿140 libras?Cariiiiiisimo!!!!

Eleuterio dijo...

Es cierto, sale màs barato en Alemania, je, je...

Yo me lo he pensado en mi propio cuerpo y he desistido, pero me atrae la idea.

¿Pero cuàndo lo podrìa llevar en una ciudad como la mìa? Me imagino en el foyer del teatro luego de un estreno llevando eso, el despiporre que harìa...

Sufur dijo...

Pues aquí sigue haciendo fresquito... en la calle, Rickisimus2 y Starfighter :-)

Tienes razón, ChicoTóxico: cada vez estoy más convencido de que hay que considerar la parafernalia erótica como producto de primera necesidad. En cuanto a lo de la foto, soy tan pudoroso...

Para focas mayoras nosotros, Mocho. Yo es que estoy muy a favor de los personajes secundarios de la König. Además, como la gente aquí no tiene ningún sentido del ridiculo, no vamos a ser menos nosotros... Lo de la lobá ya te lo había visto, pero no era plan copiarte otra vez más, que menudo historial de plagios de cosas tuyas llevo :-P

Sí que es caro, DiegoC, carísimo. Los había más baratos pero eran de cuero muy duro e incómodo. Este mío debe de ser de cuero de vaca soltera austrohúngara trabajada por los monjes cartujos o algo así, porque tiene unas calidades y unos acabados de rechupete!

Eleuterio si tus espaldas y tus pectorales van a juego con tus brazos, el arnés te quedaría de vicio. Anímate... y manda fotos, tú que tienes menos miedo escénico que yo :-)

Moriarty dijo...

En uno de los enlaces había leído cockbook, en lugar de cookbook. ¿Será el efecto arnés?

Enhorabuena por su compra.

Moriarty.

DiegoC dijo...

Eso os pasa por ir a Rob,que son unos careros de morirse de toda la vida.Estando en London,yo os recomendaría Expectations (www.expectations.co.uk).De nada.

Sr_Skyzos dijo...

Yo es que seré muy clásico, y no digo que al osezno no le quede bien (qué no le quedará bien a ese hombre) pero me mola más su modelo de arnés.

Sufur dijo...

Muchas gracias, DiegoC!

Estamos de acuerdo, Sr. Skyzos... también es verdad que el suyo, por tener menos material, es más barato...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores