agosto 24, 2012

Memorias estivas 2: itinerario

El año pasado no tuvimos vacaciones como tales y el año que viene quién sabe dónde ni en qué situación estaremos, así que hemos aprovechado ahora que se puede:

Primera parte: catorce días en Creta.


De esos catorce, los cuatro priemeros estuvimos, cómo no,  en Chania


Nos quedamos en el apartamento de una antigua conocida mejicana nuestra, de profesión indeterminada, gran aficionada al esoterismo: la clase de persona con la que ocurren diálogos como el siguiente:
Ella: Fue una acampada ma-ra-vi-llo-sa. El mar era di-vi-no. La Luna estaba saliendo y lo bañaba todito en una luz mágica be-llí-si-ma que...

Una amiga: Perdona, pero no era la luna. Eran los faros de un coche al otro lado de la cala.

Ella: ¡Da igual! Para mí era una luna hermosa y má-gi-ca que lo bañaba todito de luz dándonos e-ner-gí-a, y...
El piso estaba lleno de imágenes de la virgen, libros de hechizos de amor, cabezas de buda, cristales místicos, inciensos, cartas de tarot, güijas, rosarios, velitas perfumadas, tisanas, pócimas, ungüentos, cataplasmas, fórmulas homeopáticas, pentáculos, varitas, runas, textos arcanos, libros de Jorodowsky y de Milton Friedman, horóscopos, amuletos, santos, pulseritas PowerBalance, patas de conejo, ramas de zahorí, péndulos, crecepelos, cremas antiedad, sombreros puntiagudos, reliquias, afrodisíacos, agujas de acupuntura, redes cazasueños, grimorios, purpurina, nexos espiritistas, estampitas, flores de Bach, manuales de reiki, muñecas vudú y la biografía de Steve Jobs. Hacía mucho tiempo que no follaba en medio de tantos símbolos religiosos...



Después el osezno me regaló una estancia de dos noches en un estupendo hotel en Kissamos.


El verdadero objetivo de la estancia era poder hacer cómodamente la excursión de un día a la isla de Gramvousa y la playa de Balos.


De allí volvimos a Chania para pasar otros siete días, esta vez en un hotel bastante bien situado.


A la vuelta a España, pasé  unos días con mi familia en Segovia.


Para terminar, un cambio de paisaje con un viaje de cuatro días a Bruselas (más Gante y Lovaina) con la excusa de visitar a mis cuñados.



Por último, y aunque yo ya no estoy de vacaciones, hoy me voy a una boda cántabro-australiana, que puede ser algo muy festivo sobre todo si entre los invitados hay algún jugador de fútbol australiano...

7 comentarios:

starfighter dijo...

Anda, aquí también tenemos una playa de Balos aunque dudo que sea tan espectacular como esa. Que envidia de vacaciones, más que merecidas ;)

shepperdsen dijo...

Estimado Sufur. Escribo esta misiva con cuidado para evitar que los dientes que me has puesto mú largos se claven en la mesa. Me corroe la envidiaaa!!

Nils dijo...

Y en pocas semanas, vuelta a dar clases, no? : P

Moriarty dijo...

Entre tanto esoterismo en cá la mejicana, los libros de Milton Friedman entran en la categoría de magia negra.

Saludos,

Moriarty.

Eleuterio dijo...

Muy bueno todo. eso de que te regalen estadías me lo apunto para insinuárselo a mi chico.

Justo L.C. dijo...

¡Qué buenoooo! Sobre todo lo de Creta, Sufurcillo.

Observo que ya todos empezamos a dudar sobre los viajes venideros: a lo mejor el año que viene todos a Torrevieja -con mis respetos a esta querida localidad alicantina-.

¡Besos!

rickisimus2 dijo...

Quizá tengamos que organizar un intercambio de casas entre blogueros para irnos de vacaciones... :-S

Demostrar que NO soy un robot me ha costado bastante. Estos captchas hacen que dude de mi naturaleza.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores