febrero 26, 2014

Desoseznado

El osezno acaba de pillar su avión para el lejano Norte, y yo ya le estoy echando de menos.

Dos meses se me va, a pasar frío y comer arenques, por motivos de trabajo. Yo estoy algo mustio por su partida, pero contento porque le va a venir muy bien para su trabajo y salud mental estar una temporada en un sitio tranquilo donde va a poder concentrarse y gozar de un cierto silencio. Además, va a estar muy bien cuidado por la mejor de sus amigas, que ahora precisamente está viviendo allí.




Dos meses no son tanto, y además voy a ir a visitarle dentro de menos de un mes, con lo que no se nos hará largo. Separaciones más largas hemos tenido. Vamos a estar bien los dos. Solo que al principio se hace más duro todo esto... ¡creo que me voy a entregar al chocolate!

5 comentarios:

starfighter dijo...

Mucho ánimo que dos meses pasan volando. Muackassss!!!

PasaElMocho dijo...

Ponte la película Frozen, las Crónicas de Narnia, Soñando soñando triunfé patinando, Los dientes del diablo, La Cosa, Nanuk...¡cómprate una olla express para curling!

Ánimo nen

Christian Ingebrethsen dijo...

Cuanto menos pienses en ello antes lo tendrás de vuelta, el tiempo, ese gran titiritero...

Driver GT dijo...

Pasarán volando, ya verás.

rickisimus2 dijo...

Pelis románticas, de las que me gustan a mi.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores