agosto 12, 2014

Cuarenta

Ya lo he comentado alguna vez: tengo a mi señor Padre como ejemplo, faro y guía en mi vida. Él es justo todo lo que yo NO quiero ser y, como tal, se constituye en infalible paradigma de todos los valores y conductas que he de evitar. Y sin embargo, la educación y la genética se imponen y, a medida que pasan los años, cada vez me parezco más a él, excepto en que él es más atractivo y tiene más pelo que yo.

Un ejemplo de esto es la siguiente superstición que ambos hemos compartido. Por algún motivo que no alcanzo a comprender, los dos mantuvimos en nuestra juventud la convicción de que no íbamos a llegar con vida a los cuarenta. Creo que este tipo de pensamientos no son del todo inusuales entre la población masculina, quién sabe si por herencia biológica, por la Ley de Finagle o por mera estupidez.

En mi caso, esta etapa juvenil en la que pensaba que no iba a cumplir cuarenta años duró hasta tiempos recientes: concretamente, ayer.

Y aquí estoy, cumpliendo cuarenta, y dándome cuenta de repente que no he hecho planes para lo que me queda de vida.

¿Me haré torero? ¿Crearé mi propio partido político? ¿Cumpliré mi sueño de hacerme actor porno? ¿Tomaré los votos monásticos de pobreza, castidad y obediencia?

Sospecho que lo que haré será hacerme viejo. Tiene pinta de ser bastante fácil, y siempre me han gustado los objetivos realizables.

Aquí estoy, con un trabajo fijo que me gusta, compartiendo mi vida con un osezno maravilloso que no me merezco, con una familia y unos amigos que me quieren y a los que idolatro, con unas pocas canas en el pecho, un par de manchas de edad en la piel y el colesterol algo alto, pero con buena salud en general, y no podría estar más contento. Los cuarenta me parecen una edad estupenda y lo que venga a partir de ahora, como no me lo esperaba, será una aventura y un regalo.



10 comentarios:

starfighter dijo...

No se puede luchar contra la genética (por ahora). A pesar de mis intentos, tengo la misma barriga y michelín que mi padre y cada vez me parezco más a él, y eso que decían que era clavadito a él desde pequeño. Nuevamente, bienvenido a este selecto club del que disfrutarás los próximos diez años. Y a pasarlo en grande. Muackassss!!!

Allau dijo...

Con los casi veinte años que nos separan, no me vas a dar pena con tu escandalosa juventud. Así que apechuga.

Driver GT dijo...

Muchas felicidades, hombre. ¿Tú también Leo? ;)

Ah, me ofrezco a hacer de cámara ese porno desde YA :D

joshbcn73 dijo...

Yo los cumplí en diciembre pasado. Tuve unas semanas de depresión en plan "que viejo soy", pero se me pasó. Ahora soy feliz y afortunadamente, aparento mucho menos y de hecho, físicamente mejor que hace 10 años. Yo mejoro con los años, como lo hizo mi padre. La genética me beneficia.

Moriarty dijo...

Que los tenga usted muy felices, hombre, que no es para menos.

Correhacialaluz dijo...

Muchas felicidades! Vaya, pues somos de la misma quinta. Cumplí los 40 hace un mes.
Veamos... con la genética es complicado luchar. Veo las fotos de mi padre y somos bastante fotocopias. Soy más alto y más delgado, pero por el resto, bastante iguales. Y lo peor de todo, es que somos clavados en el carácter y en la forma de hacer las cosas, lo que nos hace bastante imposibles.
Por otro lado, hay tres días al año que odio con todas mis ganas. Navidad, Nochevieja y el día de mi cumpleaños. No lo celebro nunca porque para mi es un simple recordatorio de todas las cosas que no he hecho y que no voy a poder hacer. Es deprimente. Menos este año, que me liaron una encerrona y tuve una fiesta sorpresa con mis amigos.
Al final, la forma que tengo de verlo es que a los 40 ya estamos en otra fase. La vida la tenemos solucionada, nos hemos acomodado, tenemos a nuestra gente alrededor y somos moderadamente felices. Al cumplir 40 me he dado cuenta de que soy feliz y no necesito nada más. Que es mucho.

desgayficando dijo...

Muchas felicidades, a disfrutar de éste tiempo ganado a tus perspectivas

Christian Ingebrethsen dijo...

En su momento ví una foto tuya y estás/estabas bastante potente, así que por ahí no tienes de que preocuparte. Y viendo el estado zen que rezuma el post tampoco tienes que preocuparte de los demás así que doble felicitación por haber llegado a esa cifra y por estar tan feliz.

Sufur dijo...

¡Gracias a todos, hermosos! Sois más majos que los billetes de quinientos euros

luzdemercurio dijo...

Aunque no comente soy de esas sombras que siguen por aquí, fieles al blog después de ya unos cuantos años. Hoy me animo porque es un "dia especial". Así que muchas felicidades! Espero que sigas ganando años igual de bien que hasta ahora, y que sigas compartiendolos en el blog, claro.
Un abrazo

Rem

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores