febrero 01, 2015

Hibernando

Nada como un fin de semana de temporal para agradecer lo que uno tiene, empezando por una casa cálida y una cama confortable donde refugiarse mientras afuera graniza y aúlla el viento.


Fin de semana de no hacer casi nada, salvo dormir y escribir. Tengo un artículo que terminar para el viernes y voy un poco retrasado. Me dan ganas de encerrarme en casa estos días y no salir hasta que esté terminado, pero tendré que enfrentarme a los elementos... mañana.


2 comentarios:

Driver GT dijo...

En días así no apetece nada más que estar en el sofá bajo una mantita.

Christian Ingebrethsen dijo...

Yo no he salido de casa en todo el día y lo he empleado en estudiar y ver pelis. Ánimo con ese artículo.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores