octubre 26, 2008

El Enemigo de la Prensa Libre

El gran enemigo de la prensa escrita de este país no es ni el grupo Prisa -por mucho que Rajoy y Pedro J. opinen lo contrario-, ni Gallardón -por mucho que Losantos opine lo contrario-, ni Esperanza Aguirre -por mucho que el PSOE de Madrid opine lo contrario-, ni tan siquiera todos ellos juntos, por mucho que el International Press Institute opine lo contrario. No, el verdadero enemigo de la libertad informativa es mi gato Mastropiero.


No falla. Basta que un buen domingo por la mañana me apetezca pasarlo tranquilamente leyendo el periódico para que Mastropiero se lance con entusiasmo a una orgía de destrucción sin límites. No hay nada que más le guste que sentir el crujido de las páginas de Economía siendo desgarradas por sus zarpas, hacer ovillos con la sección de Internacional, mordisquear las esquinas de la sección cultural, saltar alegremente sobre los restos dispersos de las declaraciones del ministro de turno y echarse a dormir enroscado sobre las editoriales de los principales rotativos del país. Y no es que mi gato odie la prensa. Todo lo contrario: le encanta. Entre la posibilidad de dormir sobre un suave cojín o la de hacerlo sobre unos papeles arrugados, Mastropiero lo tiene clarísimo.


Aunque siempre he sido un ferviente defensor de la libertad de expresión, he de reconocer que hay algo de fascinante en el absoluto desprecio de mi gato por la palabra escrita. Incluso confieso que en más de una ocasión me he sentido tentado de comprar un ejemplar del ABC o, mejor aún, de La Razón sólo por el placer de verlo hecho trizas por Mastropiero.

Por otra parte, es reconfortante saber que hay alguien en este país para quien el periódico es una fuente pura de satisfacciones en vez de un manantial continuo de indignación y mala leche, como suele ser para el resto de los mortales.

¡Bendito Mastropiero, Enemigo de la Prensa Libre!


9 comentarios:

Thiago dijo...

jajaa, cari, deberías tener cuidado con lo que lee Maestropiero, que los gatos tienen siete vidas, pero la prensa se le puede atragantar.

En cualqier caso, tu gato con evocaciones Luthieranas, es muy fotogénico y tiene cara de inteligente, yo creo que el saber distinguir perfectamente lo que es prensa amarillista de lo que es información... Y espero que si un día pilla a Pedro J. y Federico J. en plan cabreado no le de una indigestión, jaja.

Bezos.

gaysinley dijo...

Ay que gracioso!. Me viene a la mente según leia el post, aquel delicioso libro, Firmin... adorable.

Un besote. Alber

Nils dijo...

miau!

BIRA dijo...

Qué preciosidad de gato intelectual que tienes!!! Porque no me vas a negar que hace todo eso en arrebatos de intelectualidad. Lo de dormir después sobre ellos, porque mira, en algún sitio hay que hacerlo, y así no lo llena todo de pelos, pero él lo que realmente quiere darte a entender es que el domingo salgas a pasear, que disfrutes de la ciudad, del Osezno y, por supuesto, que te tires unas horas dándole mimos y rascándole a él, que sí lo merece... en lugar de pasártela leyendo el periódico sin oídos, ojos, ni dedos para nadie más.

Un crack!

Golden Sun Project dijo...

Jejejeje.
Estoy de acuerdo con thiago, a ver si le das el ABC o la Razón y se intoxica y después tendrás que aguantar a tu gato acusandote de una conspiración para acabar con su vida

PasaelMocho dijo...

Dale los dominicales, son insoportables, aunque probablemente no le guste el papel couché, que resbala.

Maggie Wang Kenobi dijo...

Bueno, tiatiatia, no te lo pienses y compra la Razón para ver si no es sólo enemigo de la prensa libre ¿no?

MM de planetamurciano.tk dijo...

¿ Y no será ke necesita un urgente afilado de uñas?

lua dijo...

...aparte de precioso tu gato es muy inteligente, saluditos!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores