marzo 25, 2010

Experimentos contra natura

Todo el mundo sabe a qué es lo que conduce juntarse con malas compañías. Juntarse con buenas, sin embargo, también tiene sus recompensas de vez en cuando.

A esta conclusión llegué tras compartir mesa en la Castorboda con CH, auténtico hombre del renacimiento que lo mismo te decora una pared a base de espirales de arcilla que te monta un radiotelescopio a partir de una batidora de varillas. Estuvimos hablando, entre otras muchas sandeces, de la técnica de fotografía HDR (High Dynamic Range), que él había descubierto hacía un tiempo, y contándome sus excelencias consiguió que me picara el gusanillo.

De modo que hoy, aprovechando que era día de fuerte surada en la Bahía, salí con la cámara a hacer experimentos, no sin antes darme el gustazo de ponerme morado a comer rabo sin el menor remordimiento.

A todo esto, se preguntará el respetable, ¿en qué consiste eso de la fotografía HDR? Sencillo: ¿a quién no le ha pasado alguna vez esto?


Esos contraluces que en ocasiones quedan tan bien (yo soy megafan del contraluz), pero que a veces joden la foto al hacer que se pierdan detalles a tutiplén, no suelen tener buena solución. O bien uno es experto en el sistema de zonas, que no es mi caso, o bien intenta sobreexponer para que se vean los detalles de la zona oscura, con penosos resultados del siguiente pelo:


Pues bien: ¡no busque más, señora! Con la técnica HDR, algo de paciencia y un poco de práctica, hasta un novato como yo puede obtener resultados la mar de aparentes:


Lo dificil, y en lo que tendré que practicar duramente, es conseguir una buena paleta de tonos, que resulte natural, al final del proceso. Muchas veces los colores quedan alterados, creándose imágenes de aspecto chocante que, según los casos, pueden quedar directamente fatal o por el contrario dar un cierto aire irreal que resulte interesante...




En resumen: ¡ya tengo juguete nuevo!

5 comentarios:

PasaelMocho dijo...

Ah, sí, es una farola.

rickisimus2 dijo...

Jo, qué envidia hacer esas cosas. Es que en eso también soy torpe. La verdad es que no sé en qué soy diestro.

Eleuterio dijo...

¿Es algo que tiene tu cámara o es una técnica que se puede aplicar a otros aparatos?

Esto te va a encantar como científico que eres: palabra de verificaicón: "equis".

A que has muerto del placer...

Sufur dijo...

No me había fijado, Mocho :-P

Seguro que eres diestro en muchas cosas interesantes, Rickisimus...

Me encanta lo de "equis", Eleuterio, jeje... En cuanto a lo de la técnica, lo único que se necesita es una cámara que permita controlar la exposición, guarde información de la misma en la foto (mejor si es en formato RAW, pero también puede trabajar con JPG, aunque los resultados no son tan finos) y algún programa de fotografía que tenga la opción de HDR, como Photoshop o Photomatix (este último tiene una versión gratuita) :-)

Don Otto Más dijo...

HDR... qué cosas... y yo tol día que si abriendo y cerrando obturador, exposición, apertura... qué cristoooorl! Voy a probar con todas mis raws ;)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores