abril 04, 2010

Limpieza de primavera

A veces viene bien tomarse un tiempo para organizarse la vida. Como la mía no hay quien la enderece, estos días he estado organizando la casa, que por algo se empieza. Esto es lo que cunden unas mini vacaciones de Pascua:

El miércoles por la noche, organicé mis papeles. Nóminas viejas a un lado, declaraciones de la renta de años pasados a otro, extractos del banco apolillados a la trituradora de papel, postales al álbum o a la caja de guardar cosas que no se sabe qué hacer con ellas. El jueves, descanso, paseo y comida para celebrar el cumpleaños de mi señora suegra.


El viernes coloqué el armario. Tengo una alarmante escasez de pantalones que me sigan valiendo y un preocupante exceso de camisetas. La vena castellana me sale en que tiendo a guardarlo todo, mientras que el osezno no para de decirme que tire las cosas que ya no me pongo nunca. Al final cerré fuertemente los ojos y le dije "escógeme tú lo que creas que haya que tirar". El armario se me quedó medio vacío...





El sábado, a organizar la despensa. Compramos un montón de cosas que faltaban y, para empezar a gastar las cosas que estaban a punto de caducar, hice rigatoni con carciofi e funghi porcini.


Y como plato fuerte, el domingo hemos estado organizando los trasteros. Es increíble la cantidad de porquería que se ha podido acumular desde que compramos el piso hará unos tres años. De nuevo mi carácter castellano ha hecho de las suyas... menos mal que el osezno tiene las cosas claras y me ha obligado a tirar toneladas de cachivaches.



No sé si será por la crisis o si siempre es así, pero muchas de las cosas que hemos ido bajando al contenedor no han durado allí ni una hora. En una de mis bajadas me he topado con una anciana cargando con una torre de ordenador (estropeado) más grande que ella misma. En otra he visto a una chica joven llevándose furtivamente una maleta más descascarillada que Margarita Seisdedos. Una vez más me he sentido algo culpable, no sé bien si por deshacerme de cosas que aún se pueden aprovechar o por vivir tan bien como vivo en un mundo en el que hay tanta miseria.

A lo largo de diez horas de subir y bajar escaleras, hemos conseguido volver a ver las paredes y el suelo del trastero. ¡La cantidad de espacio liberado para poder meter más basura!


En otro orden de cosas, y hablando de otro tipo de basura, un comentario casual en una conversación que en principio no iba conmigo me ha hecho darme cuenta de que llevo un año y pico comportándome como un inmaduro, un egoísta y, en definitiva, un completo gilipollas. Ojalá fuera tan sencillo hacer limpieza por dentro como es hacerla por fuera...


11 comentarios:

PasaelMocho dijo...

a) La de cosas que se almacenan (especialmente ropa y ARTEFACTOS con cables). En un año ya hemos hecho la primera limpieza y todavía me queda la de "voy a tirar todo eso que cuando adelgace me podré poner".

b) respecto al gilipollismo tranqui, ánimos y Cine de barrio si no quieres optar por una lobotomía.

Eleuterio dijo...

Si todo sale bien y me mudo de ciudad este verano tendré la posibilidad de tirar cosas como dice Mocho (Cables....o Gott!).

No soy castellno pero me cuesta tirar cosas, prefiero pensar que las regalo o dono - en el caso de la ropa-.

Papeles y libros son mi debilidad, no puedo tirarlos así como así.

Thiago dijo...

no sé pq dices que tienes una vida que no hay quien la enderece, yo la veo muy enderezada la verdad, como me la enderezó la mía el chico que limpia casas a domicilio, no tendrás su telefono?....

Lo que dices de las basuras es cierto, siempre hay alguien que recoge lo que otro tira, como en aquella fábula de los dos sabios que un día.. etc. etc...

Bezos

Nils dijo...

Yo soy muy de tirar cosas cada dos por tres para conseguir espacio y no me da miedo jajaja Lo de guardar los apuntes de 2º de carrera no va conmigo. Peor es cierto, siempre que tiras cosas hay algún viejo que se asoma al contenedor y las coge. En mi última mudanza, no duraban ni cinco minutos en la basura todo lo que tiré, por muy inservible que fuera.

Sufur dijo...

Soy megafans de CDB, Mochuelo... ¡y aun así reconozco que solo es ligeramente mejor que una lobotomía!

Sufur dijo...

¡Los libros se guardan para toda la vida, Eleuterio! :-)

Sufur dijo...

Thiago, cari, el que hace limpieza a domicilio soy yo mismo, ¿no me has reconocido en el vídeo?

Sufur dijo...

Qué buenas migas harías con el osezno, Nils...

Deric dijo...

Vaya, unas vacaciones de lo más limpias y ordenadas.
Yo deberia ponerme un día también ha hacerlo.
El anuncio muy bueno, làstima que termine en el mejor momento!!!

Peritoni dijo...

Ains!., que yo lo guardo todo y todo. Y eso que soy mediterráneo, que no sñe muy bien si tiene algo que ver...
Y oye, ya puestos cuéntanos esa suciedad interna por la que te sentiste aludido. ;-)

hm dijo...

Ains... a mi me es casi imposible no pensar que algo me puede hacer falta en un futuro... y es cierto que aveces se agradece tener cosas que normalmente hubieses tirado.

Yo soy más de peuqeñas limpiecillas.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores