enero 08, 2013

A pelo

Quisiera empezar el año con una buena confesión escandalosa, de esas que tanto me gustan: soy un señor de mediana edad que nunca ha follado (ni ha sido follado) sin condón. Ni siquiera dentro del sagrado vínculo de la pareja homosexual.

Menciono este tema porque, por casualidades de la vida, este asunto ha salido a relucir en diversas conversaciones, tanto con amigos gays como heteruzos, varias veces a lo largo de las últimas semanas. A todos sin excepción les ha sorprendido mi virginidad en lo bareback. Más aún: la cosa ha oscilado entre miradas de incredulidad y expresiones de lástima. "Tienes que probarlo ya mismo", ha sido el comentario más extendido, junto con "es que no tiene comparación" y el ya clásico "ay pobrecito".

A un amigo hetero llegué a plantearle si no le parecía egoísta hacer pasar a su novia por el calvario hormonal de las píldoras anticonceptivas (que a ella le producen incómodos efectos secundarios de todo tipo) solamente porque a él le daba más gustirrinín meterla sin chubasquero, y él me respondió con toda tranquilidad que lo hacía también por ella, porque a las mujeres también les da más placer follar sin condón. No supe qué responder, porque nunca he tenido vagina, pero me da por dudar de la afirmación de mi amigo.

Sea como fuere, con todas estas conversaciones han conseguido que me entre la duda.



Nunca anteriormente había sentido el menor interés por el sexo anal bareback. El motivo es doble: por un lado soy un escrupuloso y un tiquismiquis de tomo y lomo y la perspectiva de meter la polla en un túnel untado de heces, por muy limpio que parezca, nunca me ha emocionado. Por otro lado, mi lema siempre ha sido: "puedes fiarte de las personas, pero nunca de los virus", por lo que siempre he acordado con mis parejas, por muy monógamos que fuéramos, poner protección en todo momento... porque es muy bonito querer ser romántico y fiel a la vieja usanza, pero en la vida real los accidentes y los deslices y las canas al aire ocurren... y casi la mitad de las transmisiones del vih y las hepatitis se producen dentro de la supuesta santidad e inviolabilidad de las parejas cerradas. O puede ser que yo sea una de los aparentemente pocas personas en las que las campañas de prevención de los 90 han calado tan profundo que ya llevo el mensaje pro-condón incorporado.


El sexo anal sin condón siempre me pareció una opción personal respetable e incluso (por los pelos) defendible, pero que no iba conmigo [En cambio, el bareback como negocio me parecía y me sigue pareciendo una  industria explotadora y detestable que sigue cobrándose víctimas hoy en día. Estoy de acuerdo en que es una realidad muy compleja, en la que se confunden fantasía y realidad, y en existen opiniones bastante razonables tanto a favor como en contra, pero tarde o temprano un adulto tiene que decantarse y yo me coloco decididamente junto a los enemigos de tan peligrosa industria.]. Mi opinión no ha cambiado, pero por primera vez en mi vida me ha dado por preguntarme: ¿realmente será para tanto?

Y aquí es donde entran ustedes: mójense, damas y caballeros. Ustedes, ¿qué opinan? ¿Sexo con o sin? ¿Tan raro soy? ¿Me estoy perdiendo algo fundamental?



10 comentarios:

DiegoC dijo...

Yo comparto totalmente tu postura.Jamás me han follado sin condón,entendiendo por tal un polvo completo con eyaculación incluída.Como mucho,me la han metido sin goma UNA vez y me han dado un par de meneos....para sacarla inmediatamente,y esto con una persona de mucha confianza con la que llevaba años follando y de la que conocía sus hábitos sexuales.A mí me parece que el preservativo no es sólo una medida de protección,sino también una medida higiénica,y eso que yo soy bastante escrupuloso con la limpieza de mi "agujerito del amor".Entiendo que el activo pueda perder sensibilidad,aunque realmente no sé cuánta,puesto que yo soy exclusivamente pasivo,pero es lo que hay,al menos mientras no se encuentre una cura o una vacuna.

Deric dijo...

En el negocio del porno estoy en contra porque puede relativizar el peligro real que hay.
En cuanto a mi vida íntima (uf! esto será una confesión pública) en mi caso lo hacemos sin condón des de el momento que nos hicimos las pruebas del vih respectivamente y salió negativo. Personalmente lo prefiero porque la sensación es muy distinta y más placentera que con protección. En el caso contrario (como pasivo) lo desconozco, solo puedo hablar de oidas.
De todas maneras, aunque lo hagamos sin, no quiere decir que termine dentro, prefiero hacerlo fuera, nos hace disfrutar más a los dos.
Por tanto, mi opción es sin, pero siempre dentro de los límites de la pareja, siempre y cuando sea monógama. Si no es así, me lo platearía diferente. Y espero que si él tiene alguna canita al aire,
me respete lo suficiente, para hacerlo con condón con un extraño.

2soles dijo...

Ay... me acabo de poner colorado... hijo qué preguntas... que soy de las antiguas... que estas confesiones en público sacan los colores... Que todos dirán que mejor sin, pero en la práctica o te lo pones o to cruzo la cara.

Mocho dijo...

Pues ya ve usted, yo, a diferencia de sus amigos, considero el sexo con condón mucho más placentero en el tema de la sensibilidad porque va todo como más suave. Además, ya que necesito litros de lubri tanto siendo activo como pasivo, con condón funciono mucho mejor.
Aparte de que salir corriendo al baño para que no se te escape el chorro de corrida del culo es incomodísimo y lo de quitarse la mierda de los recovecos del capullo siempre me ha dado mucho asco.

Anónimo dijo...

Don Sufur a mi me pasa como a Don Mocho, ¡viva el lubricante!, y la caquita que se quede en el condon.
No se si cuando encuentre una pareja estable cambiare de opinion pero mientras tanto mi agujerito del amor no quiere saber nada de pililas sin sombrero y mi pilililla no va de viaje sin su correspondiente chubasquero.
No me creo que disfrute mas por no usar un condon, ¿pero se puede disfrutar mas si ya soy multiorgasmico?

Besucos.

Agustín

Mocho dijo...

Anda, Agustín, ¿Vd. también multiorgásmico? Yo sólo cuando hago de pasivo (me corro 3 veces, muchas más cuando era joven, ay)

MM de planetamurciano dijo...

Uff...Yo estoy encantao de tener novio entre otras cosas por pasar del condón, claro que se han reunido las condiciones necesarias; higiene total, fidelidad ( o eso creo, jejeje) y las ventajas son muchísimas. Vamos, no es lo mismo ni de coña.

Anónimo dijo...

De mi corta experiencia, sólo lo he hecho una vez sin y os juro que no lo repetiré, sobre todo por la comida de coco que tuve después. Si alguien no me respeta en eso, quizás no merezca estar a mi lado en ese especial momento. Otra cosa es una mamada, se pirran por hacermela sin y a mi también me pone muchísimo, pero las recibo, me cuesta más hacerlas.... Un abrazo a todos. redder_2007@hotmail.com

Sufur dijo...

¡Gracias por implicaros, chicos! No defraudáis. Da gusto tener un abanico de opiniones sobre estos (y todos los demás) temas.

A mi me pasa como a Mocho, soy de usar litros de lubricante en ambos roles, y agradezco el condón aparte de por higiene porque me ayuda a durar más, cosa que siempre está bien.

Vuestras respuestas me confirman que no hay una actitud "buena" ni "mala" ante esto: se trata simplemente de una cuestión de gustos y ya está. Lo importante es disfrutar, y eso cada uno lo hace de una forma diferente...

Justo dijo...

Yo no soy apelero y comparto a grandes rasgos lo que decís, pero por motivos de salud exclusivamente.

A mí no me da asco nada cuando me gusta mi partenaire, en absoluto, vaya. Y creo que el placer y la sensación es bastante más sublime sin la gomita. Lo deberías probar por lo menos una vz, Sufurcillo..

Y dicho esto, no pierdo de vista que hay que elegir con lupa ese momento, no hay que bajar la guardia.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores