julio 19, 2014

El Viaje Misterioso

Este año me pillo las vacaciones en rodajas, como el salchichón.

Primero cinco días a partir de pasado mañana. Me voy de viaje, pero no sé dónde. El osezno me tiene preparada una sorpresa. Este verano me convertiré en cuarentón, si no muero antes, y para celebrarlo (o consolarme, no me queda claro), el osezno me ha preparado un Viaje Misterioso. Ni siquiera sé qué ropa llevar, así que tendré que comprimir la maleta para que me quepan tanto el bañador de leopardo como el bombín.



¡Me hace mucha ilusión! Vivo con un osezno que no me lo merezco.

Además va a ser un viaje de tecnología mínima: me he dejado convencer, por primera vez en años, para no llevarme el ordenador. Alguna otra cosa tendremos que hacer para entretenernos en el hotel, digo yo. De lo que no me separarán ni con aguarrás es de mi cámara de fotos.


El resto de las vacaciones, en posteriores entregas.


2 comentarios:

Allau dijo...

¡Buen viaje a quien sabe donde!

Driver GT dijo...

Disfruta mucho en... bueno, allá donde vayas.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores