octubre 11, 2014

Kyrie Eleison

En la guerra por ver quién tiene un amigo imaginario más poderoso y mejor, como en el amor, vale todo. Unos imbéciles peligrosos se dedican a cortar cabezas, otros imbéciles algo menos peligrosos ponen vallas publicitarias en autopistas, e incluso la gente sensata se pierde en discusiones dialécticas

Sobre este último punto: en el debate, Bill Maher y Sam Harris están en lo correcto, mientras Ben Affleck está equivocado. Criticar a una religión no puede ser comparado con el racismo, porque la religión conlleva un sistema de creencias que determinan el comportamiento, mientras que la raza no, y porque la religión puede (con esfuerzo) abandonarse libremente (salvo que seas musulmán en uno de esos países donde la apostasía se castiga con la muerte), mientras que la raza no. Fin del inciso.

En la guerra, iba diciendo, vale todo, incluso los calendarios. Y aquí es donde las comparaciones se vuelven odiosas. Comparemos el calendario de sacerdotes católicos...



... con los calendarios ortodoxos que están sacando últimamente:










No hay comparación. Le entran ganas a uno de liarse a adorar y no parar. ¡A ver cuándo sacan el calendario musulmán de este estilo!

6 comentarios:

Christian Ingebrethsen dijo...

¿En serio son todos sacerdotes ortodoxos? Desconozco las diferencias entre ser católico y ser ortodoxo pero eso lo hacen los católicos y los queman delante del altar mayor.

Driver GT dijo...

¡Eso sí que es una captación de clientes en toda regla!

un-angel dijo...

Uff, yo creo que habría que proponer al elenco del calendario sotanil hacer un pase ortodoxo porque a más de uno me gustaría verlo por lo menos sin camiseta...pero claro son cosas de la educación judeo-cristiana esta, que nos hace a los pervertidos desear ver a los curas en pelotas

Sufur dijo...

Jjeje según los editores del calendario, no son curas ortodoxos, sino que se trata de "modelos que en su vida privada profesan la fe ortodoxa". Le quita cierta gracia al asunto, pero aun así... bufff

Eleuterio dijo...

No comentaré aquí mis ligeras fechorías con el clero.

Por cierto, no estaban tan buenorros como los que profesan la fe ortodoxa

Moriarty dijo...

Cantemos todos, hermanos: el Señoooor hizo en miiii maraviiiiiiillaaaaaas...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores