marzo 17, 2014

¡Ay omá!

Llevaba sin ir al cine con mis padres un tiempecito: creo que la última vez fue para el estreno de "El último cuplé", si la memoria no me falla. Mi padre se encuentra en un estado anímico bastante particular: acaba de jubilarse y, tras recibir su primera pensión en la cuenta, tiene la novedosa y fugaz sensación de que la vida no es una mierda pinchada en un palo. No creo que le dure mucho. Pero entre tanto, mi Santa Madre y yo estamos aprovechando la racha y el sábado, sin ir más lejos, conseguimos llevarle a ver una película... ¡y encima española!

Nos gustó. A los tres. Algo totalmente inaudito. Hombre, bien es cierto que mi progenitor no pudo abstenerse de hacer algunos comentarios políticos en contra del cine español y sus maléficos actores y directores (recordemos que mi padre opina que Intereconomía es un canal para progres y rojazos de mierda), pero tampoco se le puede pedir peras al olmo.

La película en cuestión, "ocho apellidos vascos", es por todos conocida y no voy a hacerle más publicidad, que para eso está toda la mercadotecnia de Mediaset. Me reí, pasé un buen rato y... me enamoré perdidadmente.


Reconozco que no conocía a Dani Rovira de antes: no soy seguidor del Club de la Comedia, por falta de tiempo más que otra cosa. Fue verlo y sentir un flechazo instantáneo. Qué se le va a hacer: siento debilidad por los chicos narizotas y un ligero estrabismo. Un feo-guapo, como diría el osezno. Yo diría más bien: adorable.

Pero es que además de mono, está buenorro. No en vano el muchacho estudió Educación Física. Los guionistas han tenido la amabilidad de sacarle un buen rato descamisado, y poco me ha faltó para atragantarme en un mar de babas.




Al parecer actúa también en una serie de televisión, haciendo de becario bonachón. He estado mirando la página web de la serie y me debato en un mar de dudas: es cierto que sale él, pero la serie parece ser un truñaco de solemnidad. 

Creo que mis hormonas no llegan a tanto. Me conformaré con ver sus monólogos en YouTube, y al menos me echaré unas risas a su salud. ¡Ay qué rico!


3 comentarios:

Driver GT dijo...

Yo siempre pensé que a este muchacho le faltaba un verano.

DiegoC dijo...

A mí también me pone.Y el caso es que no es el típico guaperas...vamos,es que ni siquiera es especialmente atractivo...

Horresco Referens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores