mayo 04, 2014

Sin nicho ecológico

Desde la noche de los tiempos, el hombre ha mirado a las estrellas y se ha preguntado: ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿dónde venden los mejores donuts de la ciudad?

Es una crisis de identidad que nunca se ha resuelto, ni siquiera con la llegada de Google. Esta mañana he vivido un nuevo acto de este drama al rebuscar entre mi ropa de entretiempo para ir medianamente decente a comer a casa de mis señores suegros.

Mi camisa favorita ya no me vale.

Ponérmela, lo que es ponérmela, puedo seguir haciéndolo. Lo único es que si quiero llevarla un tiempo tengo que prescindir de ciertos lujos gestuales, tales como moverme o respirar. 

Y no, no es que mi tripa la rebose. Es por el pecho por donde se me saltan los botones. Estoy desarrollando eso que Mocho llama pectoralia.com y Otto llama tetas. El gimnasio va dando ciertos frutos.

Debería estar contentísimo: al fin y al cabo siempre he querido tener pectorales en vez gelatina. Pero no termino de convencerme. Para empezar, me gustaba mucho esa camisa.

Status actual: de cejas hacia arriba, aparento tener cincuenta años. En torno a los ojos, las arrugas de expresión de un cuarentón, que es más o menos mi edad biológica. Por debajo asoma un cutis barbilampiño y propenso al acné propio de un adolescente pajero. Bajamos por mi pecho de incipientes músculos aún cubiertos de grasilla colgandera, con un poco de pelo a mi juicio insuficiente. Seguimos bajando y se intuye algo que podría ser tableta de chocolate abdominal, pero que solo abarca una franja de cinco centímetros, tras la cual se proyecta una barriga cervecera de un tamaño, forma y consistencia dignos de Tsathoggua. Complementan el juego unas nalgas que bajo el pantalón parecen turgentes y redondas, pero que al natural resultan fofillas y con un grano, y un número par de piernas de esas que van perdiendo el pelo en zonas estratégicas por el efecto de la edad y el roce con los pantalones. Ese pelo perdido de las piernas, de algún modo misterioso, acaba apareciendo de nuevo dentro de la nariz y las orejas.

Parezco Mr. Potato: un hombre hecho a retales.

Lo cual me sitúa fuera de los nichos ecológicos establecidos en el Ambiente y, desgraciadamente, fuera también de la cadena trófica

No tengo pelo suficiente ni la barba necesaria para ser un musclebear. No soy lo suficientemente joven para ser un cub. No estoy suficientemente delgado para ser un chaser. No tengo los músculos necesarios para ser una musculoca. No tengo la malnutrición de moda entre las huesilocas. No soy lo suficientemente anciano como para ser un daddy, ni soy lo adecuadamente feo como para ser un hombre de cuarto oscuro. No soy ni alto ni bajo, ni gordo ni flaco, ni joven ni viejo, ni guapo ni feo, no soy gótico ni butch ni hipster ni nada de nada.



Ni chicha ni limoná.

Habrá que mirarlo por el lado bueno: al no pertenecer a ningún subgrupo, tengo cancha para poder reírme por igual de todos ellos...

17 comentarios:

Driver GT dijo...

A mí ya me han dicho dos personas diferentes que se me ve más gordo... Y lo peor es que tienen razón: me sobran 5 kilos y dejar de estar fofo.

PasaElMocho dijo...

Welcome to the "mundo indefinido".

rickisimus2 dijo...

Si no perteneces a ninguna tribu de manera definida, es una manera de pertenecer a todas y de gustar a todos, potencialmente.

Sufur dijo...

Driver, si es cierto lo que me han contado sobre ti, eres un cub delicioso, kilos más o kilos menos :-)

Nunca salí del "mundo indefinido", señor Mocho... estoy bastante adaptado a él. Da unos superpoderes de invisibilidad en ciertos locales que resultan pasmosos. Pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad, ya se sabe...

Au contraire, amigo Rickisimus. Vivimos en un Ambiente tan endogámico que si no perteneces a ninguna tribu, tus opciones disminuyen drásticamente...

Nils dijo...

Ni falta que te hace que te metan en ningún grupo. Es más, mucho mejor ser tan diferente a todo que no se te pueda etiquetar a la ligera más que de 'buenazo', 'tío bueno', 'atractivo' y 'merendable', que es lo que eres.

Sufur dijo...

Tú que me ves con buenos ojos, Nils... :-)

starfighter dijo...

Como dijo Mocho, bienvenido al mundo indefinido. No te cuento nada cuando entres al club de los cuarentones, te convertirás en un maestro del poder de la invisibilidad en toda regla.

Driver GT dijo...

Si te han dicho que soy un cub entonces definitivamente tengo que perder peso, ¡si yo era un chaser! :D

PasaElMocho dijo...

Driver de cub tiene muy poco, ¿quién te pasa información tan poco contrastada?

Sufur dijo...

La culpa de todo este malentendido la tiene Driver, que no me ha mandado ninguna foto suya en ropa interior para que pueda hacerme una idea adecuada ;-)

un-angel dijo...

Que desinformado estoy, no sé qué es un cub, ni un chaser, ni ná...
Yo creo que hay mucha más gente "indefinida" como dice Mr.P.E.M. que colocada en grupos concretos, la indefinición (también conocida como normalidad e incluso vulgaridad) es mayoritaria y creo que se ha hecho nicho ecológico propio ya, jeje.
También al ser tantos tenemos la opción de interactuar entre nosotros y multiplicar nuestras posibilidades...caray, ¿para cuando locales exclusivos para "indefinidos"? ¿no deberíamos hacer montón y reivindicar nuestros derechos?...¿o es que son tan indefinidos que no sabemos cuales son? :(

Driver GT dijo...

Yo hasta que no termine mi "operación bikini" en 2017 no me vuelvo a hacer una foto en paños menores (y menos con esta tripaza, ¡y menos desde que ya van tres personas que me insinúan que me sobran algunos kilos!). Así que tendrás que esperar...

Ay, Mocho, cuánto te idolatro.

PasaElMocho dijo...

Ofrécense fotografías de Driver en diversos grados de "vestidez". Razón aquí.

Eleuterio dijo...

¿Y yo qué soy? Estoy en portales oseznos pero no sé cómo definirme. Que hable Mocho.

desgayficando dijo...

A mi es que el tema tribal me da tantaaaaaa pereza, pero bueno si hay que definirse estoy dentro de los chasers con lorzas de más, me he apuntado al reto de Driver de la operación bikini 2027, esa es la fecha verdad?

PasaElMocho dijo...

Ofrécense también fotos de Eleuterio y Desgayficando.

Eleuterio es un hunkentenor, qué tontería. Y si se pone el gorro ruso y la camisa de lunares de papel pintado setentero, ya ni te cuento.

Moriarty dijo...

Qué exagerados sois. Peores problemas de identidad tenía Jack Lemon-Daphne en Con faldas y a lo loco y acabó pescando un millonario y todo, oye.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

Adoradores